17 febrero 2011

Desde mi ventana II

Amanece el 17 de febrero de 2011 en Ávila. Mientras me tomo una infusión, me asomo a la ventana.

Miro hacia un lado...

Y hacia el otro...

La calle se ilumina con intermitencias. ¿Habrá farolas perezosas? ¿O acaso es que hay farolas más tímidas que otras? ¿Será la manera que tiene el ayuntamiento de entretener a los vecinos del barrio que desayunan mirando por la ventana?

Juego a deshojar la margarita. Cada luz encendida es un "me quiere". Una vez más engaño al azar y cuento desde la más cercana. Hoy decido empezar el día con final feliz.

4 comentarios:

José Antonio dijo...

Unas fotos infinitamente hermosas. Enhorabuena!.

Chelo Diaz dijo...

Eso es, bien está lo que bien acaba.
un beso guapa.

Valeriano dijo...

Fotos que parecen arrancadas de mis propios recuerdos. Yo he vivido ahí o a unos pocos metros. ¡Cuántas veces no me habré apostado en la ventana yo también para ver amanecer mientras se oía de lejos el aullido de la sirena de Fadisa! ¿Todavía suena?

Nostalgia infinita

Patricia Picazo dijo...

Hola, Valeriano. Pues no sé si suena o no, pero yo no lo oigo... Estos tiempos en este lugar son buenos pero no son para siempre. Me alegra haberte arrancado un recuerdo.
Saludos