15 mayo 2012

De ruta por Extremadura. Día 1

La primera etapa del viaje ha empezado a las 7.30 de la mañana. A las 8.30 salía de Logrosán rumbo a Calamonte, Olivenza y Fregenal de la Sierra.
 
        Olivenza
Fregenal de la Sierra

Llevada de la mano de mi tom-tom que elegía la ruta que le daba la gana, he dido de "puente a puente porque me lleva la corriente". He cruzado dos veces el Guadiana: la primera por la autovía de Extremadura-Portugal y la segunda por el nuevo puente de Ajuda desde el que se ve el de piedra que es una maravilla.

Puente Ajuda
Para llegar a La Zarza he atravesado la presa de Alange. Cada vez que paso por aquí me prometo que la próxima vez me quedo en el balneario pero siempre voy con prisa.


Presa de Alange

La Zarza
Y las dos sorpresas de hoy: Los Guadalperales y Gargáligas. Dos pueblos de menos de 1.000 habitantes y con sendos Centros Culturales que ya querrían muchos de 5.000. La gente, como viene siendo habitual: encantadora.

video

Centro Cultural de Los Guadalperales

Centro Cultural de Gargáligas

06 mayo 2012

Desde mi ventana

Si miro hacia la derecha veo las escaleras y los árboles...

Si miro al frente, el parque de los columpios y la muralla...


Si miro a la izquierda veo Gredos...



Arriba, el cielo y abajo, la cuesta antigua.
Si miro para atrás... Atrás hay diez casas, varias ciudades, algunos países... Un paisaje que me gusta y un camino que se pierde en la lejanía.
Ahora tengo zapatos nuevos y un nuevo horizonte. ¡Empieza la marcha!

30 marzo 2012

Hay mañanas...

Cuadro de Marilu Kunhe
Amaneció con frío y sol aquella mañana. Una vez sacadas las fuerzas de flaqueza, se dirigió al baño, se miró en el espejo de soslayo y se metió en la ducha. Dejó que el chorro de agua caliente le cayera en la espalda (pensaba que de esa forma se descontracturaba). Como era una persona que creía en la autosugestión, en menos de cinco minutos de sentir el calor en la espalda, empezó a notar alivio.

Mientras se secaba el pelo se vio el moratón de su ojo izquierdo. Hacía dos días que se había tropezado con la puerta del comedor, lo que le produjo aquel cardenal que disimulaba con un maquillaje coreano que le había procurado una compañera de trabajo que tenía la costumbre de comprar por Internet objetos extravagantes que no servían para nada. 

Se puso la muñequera que le inmovilizaba la muñeca derecha porque hacía tres meses tuvo un accidente donde se rompió el escafoides. La llevaría durante los siguientes tres meses para asegurar que el hueso se uniera correctamente. Salió de casa con prisa porque tenía que poner gasolina y llegaba tarde al trabajo.

De camino a la gasolinera casi atropella a un transeúnte, que le hizo la señal de maldición gitana. Ella se asustó. No es que creyera en ellas pero por si acaso.

Cuadro de Ernest Descals
En la gasolinera parecía que la toda la ciudad se había puesto de acuerdo para echar gasolina a la misma hora. Cuando fue a pagar, la máquina no aceptó la tarjeta y se tuvo que ir al banco más cercano cruzando los dedos para que le hubieran ingresado la nómina. En vano. Números rojos. Después de hablar largo y tendido con el personal de la gasolinera, dejó su DNI en depósito. Ya llegaba una hora tarde al trabajo  cuando salió se puso en marcha. Con la mala fortuna que le paró la Guardia Civil en la primera rotonda a la salida de la ciudad. Como no llevaba el DNI, le pidieron los datos, la sacaron del coche y registraron el maletero. Media hora más tarde, por fin se dirigió al trabajo. En el viaje se acordó de la persona del paso de cebra. A lo mejor había tenido algo que ver con aquellos episodios tan desagradable que le obligaron a tomarse un calmante para los nervios

Cuando por fin llegó al trabajo, (con dos horas de retraso) subió corriendo las escaleras tan deprisa que dio un traspiés y por poco no se estampó contra la pared. Resoplando encendió el ordenador. Solo tenía 8 GB libres en el disco duro, así que decidió copiar los archivos a otra unidad. De repente, las carpetas dejaron de contener documentos. En diez minutos, perdió el trabajo de siete años y lo peor de todo: debía de presentar la memoria al día siguiente.

Cuando bajó las escaleras para hablar con su jefe se tropezó en un escalón y cayó  de bruces al suelo ante el estupor de sus compañeros. Empezó a sangrarle la nariz y el labio. En urgencias le dieron un Ibuprofeno, le escayolaron el tobillo y le sugirieron que se fuese a casa. 

Cinco horas después de haber salido, volvió a su casa con dos algodones en la nariz, el labio hinchado a juego con la parte izquierda de su cara, un ojo morado, el cuerpo magullado, el tobillo escayolado, con el trabajo de siete años perdido y con la moral por los suelos.

Aquello no podía ser otra cosa que fruto de la maldición que le habían echado esa mañana. Por si las moscas, se quedaría en casa. No saldría en las próximas tres semanas. Se quedaría en la cama con la pierna en alto, durmiendo. A ver si aquello se pasaba. Se tomó otro calmante, otro Ibuprofeno, se metió en la cama y con desconfianza se tapó con las sábanas hasta los ojos mirando de un lado a otro. Con un poco de suerte se dormiría y por un tiempo todo aquello quedaría atrás. La próxima vez tendría más cuidado con el coche o por lo menos dejaría al transeúnte bien tumbado.

20 marzo 2012

20 de marzo

Esta primavera hibernal con lluvia y nieve invita a escuchar historias. Hoy, 20 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Narración Oral y en Ávila se sigue celebrando la Cuaresma con Cuentos. Para el día de hoy, el Cuento 29 de los microcuentos que diariamente se mandan por twitter, facebook y por mail.

Además, para celebrarlo, dentro de las actividades paralelas del Cuentacuarenta, se ha organizado para el domingo 25 de marzo, el Laboratorio Despertar la Historia con el narrador José Campanari

Una oportunidad única para adentrarse en este arte con uno de los mejores narradores que existen. Campanari lleva más de 20 años en este oficio. Coordinador de la Escuela Itinerante de Narración Oral, imparte laboratorios sobre el arte de contar histroias de viva voz en España y en el extranjero.

Lugar: Delicatessen
Hora: de 10 a 14 y de 16 a 18 h.
Precio: 50 €
Plazas limitadas.

Reserva ahora llamando al 617 716112, pregunta por Patricia o al 686391778, pregunta por Vita.

21 febrero 2012

Empieza los 40 días, 40 historias

El Ciclo Cuentacauarenta ha pasado su primer fin de semana.
El viernes tuve el placer de abrir las Sesiones Golfas con la narradora vallisoletana, Susana Fú, quien nos deleitó con sus historias. La gente quedó encantada con el menú de La Bruja que incluye chuletón (con eso os lo digo todo). Gracias, Víctor, por apostar por las historias contadas de viva voz, por los narradores y por la cultura.
El sábado por la mañana, la librería Letras estaba a rebosar. Estuvimos hablando de lo que cuentan las imágenes en los álbumes ilustrados y en los cuentos contados de viva voz. Gema, lo tenía todo preparado: los claveles en las mesas, el lote de Espai para el sorteo, las sillas colocadas, la sonrisa puesta y las ganas de que todo saliera estupendamente, que fue como salió.
Por la noche, fui la primera en probar la tarima del Episcopio, que cruje un poco (todo hay que decirlo), pero que casi no nos dimos cuenta por lo bien que lo pasamos, haciéndonos fotos en el photocall que montamos y jugando a las taleguillas. Con puntualidad inglesa empezamos la sesión. La Concejala de Cultura, Sonsoles Sánchez-Reyes, dio el pistoletazo de salida.
El Episcopio casi estaba completo, muchísima gente vino a contar cuarenta y jugarin a las taleguillas (muy generosos, por cierto). Después nos fuimos de tapas a estrenar las tarjetas.
Para finalizar, el domingo en el Delicatessen, fue un placer contar a la gente que estaba merendando con sus tartas y su café (qué envidia). Vita, un organizador excelente, lo tenía todo a punto.
Para la información visual: vídeos y fotos de lo que fue el fin de semana, ve al blog www.cuentacuarentavila.blogspot.com
También puedes seguir los microcuentos de 40 días, 40 historias por twitter: @cuentacuarenta
Y si quieres conocer a los artistas que van a ir llenando Ávila de historias en Cuaresma, únete al grupo en Facebook: cuentacuarenta.
Gracias a toda la gente que vino a compartir los cuentos, las charlas y las risas.

03 febrero 2012

Cuenta Cuarenta

Los tiempos de silencio sirven para crear. Y eso es lo que he estado haciendo este tiempo. Hoy se ha presentado en Ávila el I Ciclo Internacional de Narración Oral para adultos, Cuenta Cuarenta, un ciclo en colaboración con el Ayuntamiento de Ávila, los narradores orales, asociaciones culturales de Ávila, comercios y bares de la ciudad.

Serán los sábados de Cuaresma, desde el 18 de febrero al 31 de marzo a las 20.30 h. en el Episcopio (frente a la Biblioteca Pública). El blog está en proceso de creación. Allí se informará semanalmente de las sesiones, de las actividades paralelas y se presentará al narrador invitado.

Gracias a todos los que habéis creído y apoyado el proyecto y muchas gracias por arriesgaros con nosotros. ¡Os esperamos!

De momento, aquí os dejo la programación:
EPISCOPIO
Sábados del 18 de febrero al 31 de marzo, 20.30 h.

18 de febrero. Patricia Picazo. Ávila. “Cicatrices”
25 febrero. Pepe Maestro. Cádiz. “Autobiografías”
3 de marzo. Victoria Gullón. Zamora/Madrid. “De los andares nacen los cantares”
10 de marzo. Antonio González. Alicante. “Con acento mediterráneo”
17 de marzo. Héctor Urién. Ávila/Madrid. “Amor… todo era amor”
24 de marzo. Campanari. Argentina. “Si la memoria no me falla. 20 años contando historias”
31 de marzo. Martha Escudero.México. “Cuando te hablen de amor…”

Entrada libre hasta completar aforo.
Salida con aportación voluntaria.

ACTIVIDADES PARALELAS

LIBRERÍA LETRAS
Hablamos de libros. Sábados. 13.00 h.

18 de febrero. Patricia Picazo. Charla: “Contar con las imágenes. Los álbumes ilustrados”.
25 febrero. Pepe Maestro. Presentación de libros
3 de marzo. Victoria Gullón. Charla: "Folclore infantil, narración oral y animación a la lectura"
10 de marzo. Antonio González. Presentación de libros
24 de marzo. Campanari. Presentación de libros
31 de marzo. Martha Escudero. “Libros que alimentan. Cómo escoger buenos libros para los pequeños”

Entrada libre hasta completar aforo.
Participa en el sorteo de un lote de productos ESPAI

DELICATESSEN
Cuentos, café y dulces. Domingos a las 19 h.
Precio 5€ con Cafe y Tarta
venta de entradas en Delicatessen
Informacion en el tlf 686391778

19 de febrero. Patricia Picazo. Sesión: "Mercando historias"
26 febrero. Pepe Maestro. "Cuentos suspensivos"
4 de marzo. Victoria Gullón. A nuestras anchas
11 de marzo. Antonio González. “La rueda de la memoria”
18 de marzo. Héctor Urién. "Las mil caras de Eva"
26 de marzo. Campanari. "Caleidoscopio"
1 de abril. Martha Escudero. "Los retablos de Román Calvo"

Y para aprender…
Domingo 26 de marzo, de 10 a 14 y de 16 a 18 h.
Despertar la historia. Laboratorio sobre el arte de contar historias
con José Campanari.
Precio: 50 €
Información e inscripciones: patricia.picazo@hotmail.com // 617 71 61 12

RESTAURANTE LA BRUJA
Sesiones golfas. Viernes a las 23h.
Los viernes después de cenar en el Restaurante La Bruja, te ofrecemos un pequeño adelanto de historias con el narrador invitado.
Información y reservas: 637415858

RUTA DE LAS TAPAS
Y si después de los cuentos te has quedado con ganas de más, te contaremos cómo participar en la Ruta de las Tapas por los establecimientos colaboradores y ganar un fin de semana para dos personas en la Hospedería La Serrota (Narros del Puerto – Ávila).

ORGANIZA
Ayuntamiento de Ávila. Concejalía de Cultura
Patricia Picazo de Fez. Contadora de historias y gestora cultural

COLABORAN
Restaurante La bruja
Hotel Las Leyendas
Delicatessen. Café Teatro
Librería Letras
Centro de Psicoterapia, Yoga y Salud Chelo Díaz
Librería Ópalo
Solarium
La Carátula
Tropiezo Teatro
Por amar al arte
Espai
Hospedería La Serrota
Montevideo
Barbacana
Reyes Católicos
Caramel
Mahou
Coca Cola
Dvinos

Horizontes


Se iba cada mañana a mirar el mar. Le gustaba verlo tranquilo al amanecer. Mirar el sol cómo salía de su lecho y se elevaba en el cielo poco a poco. Le gustaba la línea en la que el cielo y a tierra se unen o se separan, según el ánimo del que observa. Para él la línea los unía. En ella, veía cómo cada día jugaban al escondite el sol y la luna. Esa línea era su musa, su punto de mira, su objetivo inalcanzable pero a la vez el que le impulsaba a seguir caminando. Mientras estuviera allí todo iría bien. La veneraba como los religiosos a sus dioses o como se adoran los enamorados. Si por circunstancias, le resultaba imposible verla en el mar, la buscaba en las llanuras, en lo alto de las montañas o en los valles. Era suya. Sólo para él. Su mirada la hacía distinta y única, diferente a la línea que miraban los demás.
Mirarla le producía a veces libertad e ingravidez, otras gozo y felicidad o plenitud. Deseaba abrazarla y tumbarse en ella.
Un día consiguió que un amigo le prestase su velero. Se hizo a la mar y navegó hacia ella seguro de  no alcanzarla jamás. 
Lo que ignoraba era que desde la orilla, una niña observaba cómo, a lo lejos, el barco se mecía en su regazo convertido en un punto en medio de un sol que la linea ocultaba. De pie en la arena, ella miraba con envidia cómo aquel navío había llegado al lugar al que ella nunca llegaría.