13 julio 2006

Los nombres

Se llamaba Ernestina García pero no tenía nombre. Nombre tenían las actrices de cine, las escritoras, los políticos, músicos y presentadores de televisión. Pero no ella, Ernestina García. Muchas tardes le daba por pensar aquello de los nombres y la fama.

Y por fin un atardecer descubrió que su nombre le serviría para diferenciar su lápida de las
otras del cementerio.

3 comentarios:

Marce dijo...

Y para rellenar los huecos del DNI...

Patricia Picazo dijo...

¿Una identidad con nombre o un nombre con identidad?

marce dijo...

Es un número. Lo cual es una indignidad.