23 noviembre 2016

Yoga, cuentos y creatividad

La clase de Yoga, Cuentos y Creatividad nació en julio de 2015 tras titularme como profesora de yoga en S'om. Asociación de Yoga y Filosofía (Mallorca) y donde comencé a aúnar las técnicas del yoga con los talleres de animación a la lectura para niños que llevo impartiendo hace más de veinte años.




Cada clase versa sobre un tema diferente de acuerdo a las necesidades de los niños: gestión emocional (miedos, enfados...), anatomía, ética, cuestiones filosóficas como ¿qué es la felicidad? Cada sesión sigue una estructura concreta basada en la pedagogía del orden y la concentración que proponía María Montessori.

Los cuentos que se cuentan en clase pertenecen a mi repertorio como narradora profesional son propios o adaptaciones totalmente personales procedentes de la tradición oral o autores referentes en la literatura infantil y juvenil. En mi labor como promotora de la lectura y para aficionar al niño al arte, a veces uso álbumes ilustrados o les animo a crear sus propios libros.



Como nota distintiva y propia de la clase YOGA, CUENTOS y CREATIVIDAD está nuestra pizarra de expresión donde los niños reflejan lo que más les ha gustado de la clase.



Puedes seguir el trabajo semanal en el albúm de fotos en Facebook Yoga Infantil

1 comentario:

Antonia dijo...

Yo pienso que las actividades infantiles no siempre tienen que tener una utilidad, pero sí que es cierto que en ocasiones merecen más la pena los espectáculos de cuentacuentos que tienen un trasfondo, como tus cuentos con yoga.

¿Los sigues haciendo?

Viendo un artículo de esta semana en El Mundo sobre cuentos infantiles para dormir. El artículo es este:
http://www.elmundo.es/sapos-y-princesas/2017/01/14/587a8e98ca474190638b4592.html

... me gustaría contar que hace un par de meses fui con mi niño de 4 años a ver un Cuentacuentos que trataba precisamente de eso, de que todos los presentes nos quedáramos allá mismo dormidos.

Creo que se titulaba "Quedate dormido en tu camita". El suelo estaba lleno de mantas y cojines para que todos nos tumbáramos. Y la chica que contaba el cuento pasaba por encima de toda la gente, que era un montón, porque la sala estaba llenísima.

Estaba basado en dos libros que aparecen en ese artículo del Mundo:
El libro titulado "Mi camita" y el libro titulado "Todos bostezan".

Ciertamente a mi niño le encantó, y me sorprendió mucho porque pidió dormir esa noche en su camita, que era un poco la finalidad de ese espectáculo.
Así que me hice con esos dos libritos y la verdad, mi hijo casi cada noche duerme en su cama. Le hemos puesto a la cama unos ojos y una boca como la del cuento y se duerme feliz.

Al leer ayer el artículo del El Mundo, quería contar esta experiencia, que realmente fue muy enriquecedora.