06 enero 2008

Preguntas en el aire

Los Reyes magos de Oriente le interesaban mucho más que los de carne y hueso. Estaban llenos de regalos, de misterio y sabían de las estrellas. No tenían apellidos, iban en camellos y eran sabios. Además eran magos.

En su país era difícil que algún rey superara esas cualidades. Ella hacía una y otra vez la misma pregunta, ¿para qué tener reyes si no saben hacer nada? Si no nos traen regalos, ni son sabios, ni hacen magia...

1 comentario:

iza dijo...

A casa de mi amiga Sara nunca llegaron los Reyes magos, les visistaban los presidentes de la república cargados de regalos.